Utilización de la realidad virtual en las empresas

Estar en un lugar sin estar presencialmente en él ya es posible gracias a la realidad virtual. Esta tecnología, nos permite disfrutar experiencias a tiempo real sin necesidad de movernos del sofá de casa. No obstante, muchos entienden la realidad virtual como una tecnología utilizada en los videojuegos, sin embargo, está irrumpiendo en muchos sectores de mercado.

¿Qué es la realidad virtual?

Según la definición de la RAE, la realidad virtual es, “Representación de escenas o imágenes de objetos producida por un sistema informático, que da la sensación de su existencia real.”

Este término, como por ejemplo el de la Inteligencia Artificial o los Chatbots, parecen muy actuales e innovadores, pero en realidad llevan años ya de trayectoria. La realidad virtual surgió en los años 50, primero con ilustraciones y textos que hacían referencia a una realidad alternativa, y después, con máquinas que simulaban el viaje del consumidor a mundos desconocidos.

No obstante, siempre ha sido presentada como una tecnología para introducir o sumergir al usuario a un mundo alternativo, envolviendolo en la historia, y permitiéndole interactuar con el entorno. Es decir, lograr que el usuario se sienta realmente en otro lugar, donde pueda moverse y tomar decisiones en tiempo real.

Pero no fue hasta a finales de los 80, principios de los 90 que esta fue una realidad en toda regla, con el lanzamiento de Sega VR o el Virtual Boy de Nintendo, que intentaban transportar al usuario al interior de los videojuegos. Este sin duda, fue el detonante de lo que conocemos actualmente por realidad virtual.

Son muchas ya las empresas que apuestan por esta nueva tecnología que les aporta, no solo una ventaja competitiva, sino también adaptarse a los cambios de la sociedad actual, para así, no quedarse atrás. A continuación presentamos unos cuantos ejemplos de cómo utilizar la realidad virtual.

¿Cómo utilizar la realidad virtual para mejorar una empresa?

Como hemos comentado, la realidad virtual cada vez se utiliza en más sectores de mercado, ya que ofrece grandes ventajas. A continuación os presentamos distintos escenarios para los que se podría utilizar la realidad virtual en un empresa.

Mejorar la experiencia del usuario

La realidad virtual sin duda puede ayudar a mejorar la experiencia del usuario frente a un producto o servicio, puesto que esta permite probarlos antes de comprarlos. Hasta la aparición de la realidad virtual, los usuarios antes de comprar un producto solo podían fiarse de los comentarios y opiniones de otros usuarios, puesto que no tenían la oportunidad de probar los productos o servicios antes de adquirirlos.

Un ejemplo es en el sector inmobiliario. Existen ya numerosas empresas que permiten ver un piso sin necesidad de estar presencialmente en él.

Mostrar Experiencias Educativas

Gracias a la realidad virtual se puede mostrar cómo utilizar un producto o servicio de la mejor manera posible. Por tanto, se puede educar al consumidor para que lo utilice con fines positivos y de manera correcta.

Crear oportunidades de negocio

La realidad virtual no solo puede utilizarse como estrategia de marketing, sino que también puede introducirse dentro de los productos y servicios que ofrece una empresa, para así, crear una ventaja para competir con empresas del mismo sector.

Ampliar o mejorar los productos ya existentes

Es evidente que la realidad virtual no solo sirve para crear productos nuevos, sino que también puede utilizarse para crear mejoras en productos ya existentes. La sociedad es cambiante, y por ello, es necesario crear productos que se adapten a estos cambios. Las modificaciones de productos o servicios existentes serán sin duda un punto a favor para las empresas.

Consolidar relaciones

La realidad virtual va a hacer que toda la estrategia de content marketing que están desarrollando las empresas vaya un paso más allá y que se puedan ofrecer experiencias mucho más completas y complejas, con contenidos más extensos y de calidad. Por tanto, se trata de ofrecer contenidos de valor al usuario, para crear una relación mucho más estrecha entre marca y consumidor.

Investigar mercados

A la hora de cambiar el estilo de una tienda, mejorar un producto o incluso sacar un nuevo servicio al mercado, es un gran riesgo puesto que no sabemos cómo actuará el usuario frente a estos cambios. Gracias a la realidad virtual, podemos evitar este riesgo, puesto que antes de lanzar el nuevo producto o realizar los cambios, podemos hacer una prueba mediante la realidad virtual, para saber cuál será la reacción del usuario y si es buena idea llevarla a cabo o no en la realidad.

Recursos Humanos

La realidad virtual no solo se utiliza para mejorar la visibilidad y posicionamiento de una marca, sino que también se puede utilizar para el sector de los Recursos Humanos. De esta manera, los candidatos pueden experimentar de primera mano en qué consistiría su trabajo, cómo es el sector en el que trabajarán, entre otros factores.

¿En tu empresa también utilizáis la realidad virtual? ¡Queremos conocer tu experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *