¿Cómo llevar a cabo una estrategia de Inbound Marketing?

El principal objetivo de las campañas de Inbound Marketing es crear canales de captación de tráfico y clientes propios, es decir, que sean propios de la empresa y no dependan de plataforma externa.

El Inbound Marketing es uno de los canales más utilizados para las empresas actualmente, para aumentar el tráfico en un sitio web, y que este, termine convirtiéndose en cliente, lead o suscriptor.

Las estrategias de Inbound Marketing giran entorno a la creación de contenido de calidad, con la finalidad de que cubra una necesidad y que esté enfocado a nuestro perfil de comprador ideal (buyer persona). Para llevar una buena estrategia con este canal deberemos tener en cuenta 4 fases distintas, atracción de tráfico, generación de leads, automatización del marketing y realización de un análisis de cada una de las fases anteriores.

A continuación te explicamos en qué consiste cada fase.

Las 4 fases de las estrategias de Inbound Marketing

1# Atracción de tráfico

Por lo que hace a la atracción de tráfico, este se puede conseguir por distintas vías.

Blog

Normalmente, la primera fase de una campaña de Inbound Marketing es conseguir atraer visitas al sitio web mediante los contenidos, es decir, a través del blog.

Es fundamental pero, que para que el blog funcione, los contenidos sean de calidad, tengan relación con la temática de nuestra empresa y que aporten valor a los usuarios.

Esta herramienta es muy interesante porque nos ayuda a posicionarnos como una empresa referente de nuestro sector.

SEO

Sin duda el SEO se ha vuelto fundamental en cualquier estrategia de captación de tráfico, esto se debe, porque es una manera de potenciar nuestros artículos en los buscadores por palabras clave por las cuales los usuarios realizan una búsqueda. Por esto, es tan interesante entender el perfil de nuestro cliente ideal y preguntarnos qué podría estar buscando en la red.

Social Media

El objetivo de utilizar las redes sociales en los proyectos de Inbound Marketing no está tan centrado en gestionar la atención al cliente, sino en conseguir que el contenido de la empresa se difunda al máximo posible. Por esto, es importante que vaya acompañado de elementos visuales para incitar a la compartición e interacción, de esta manera, conseguiremos aumentar la visibilidad.

Referentes del sector

Una buena forma para darnos a conocer es a través de otros referentes del sector (referrals) que pueden ser otros blogs, páginas corporativas, entre otros. Además, estos, no solo nos ayudarán a generar tráfico, sino que también nos ayudan a conseguir enlaces para el posicionamiento en buscadores.

Campañas de PPC

A veces, en los inicios de un proyecto de Inbound Marketing es interesante hacer una inversión en campañas PPC para poder acelerar la generación de visitas de nuestro sitio web y conseguir resultados de manera rápida.

El PPC nos permite posicionar nuestro contenido en los primeros resultados de Google, puesto que gracias a esta campaña podemos salir como el primer resultado en la sección de anuncios.

Tráfico directo

Por último, encontramos el tráfico directo, es decir, aquellos usuarios que acceden a nuestro sitio poniendo la URL en su navegador.

2# Generar leads

Una vez hemos conseguido genera tráfico en la web, es importante conseguir que este se convierta en un lead para nuestra base de datos. De esta manera, no perderemos el contacto con este usuario. Para conseguirlo, entran dos elementos muy importantes en juego, las Call to Actions (CTA) y las landing pages (páginas de aterrizaje).

Call to Actions

Las Call to Actions las podemos encontrar en formato texto o botón, y sirven para animar a los usuarios a que hagan una acción en concreto, como por ejemplo pinchar en un link, leer un post, descargarse contenido o suscribirse a nuestra newsletter.

Por lo que hace en las estrategias de Inbound Marketing, estos CTA se suelen utilizar para ofrecer contenidos descargables a los visitantes de la web o blog.

Landing pages

Estas landing son las páginas en las que los usuarios pueden descargarse el contenido que les hemos ofrecidos en la CTA. Normalmente estas van acompañadas de una descripción y un formulario en el que deberán dejar su email y algunos datos. Esto, nos permite tener sus datos para enviarles promociones o información, y así, seguir en contacto con ellos.

3# Automatización del marketing

Tener los datos de nuestros usuarios no sirve de nada si no construimos una relación con ellos con el objetivo que vayan conociendo nuestra marca, y se conviertan en clientes.

Para conseguirlo, lo que podemos hacer es enviar contenidos adicionales que puedan ayudar a los usuarios a solucionar sus dudas respecto a algún tema concreto. Este proceso de envío de emails recurrentes nos permite estar presentes en la mente de los usuarios, acelerando así, su toma de decisiones por lo que respecta a la compra de nuestros productos o servicios.

4# Analítica

Esta es la última fase de todas, y nos ayudará a ver cómo han funcionado nuestras campañas de Inbound Marketing y si han sido efectivas. Por tanto, es la hora de medir los resultados obtenidos y compararlos con los objetivos que nos habíamos marcado antes de iniciar la campaña de Inbound Marketing.

Para realizar este análisis, nos centraremos en la evolución de visitas, leads, leads cualificados y clientes que genera. Además, también deberemos tener en cuenta los ratios de conversión de cada uno de los canales de captación de tráfico que hemos utilizado.

Ya conocemos las 4 fases básicas para realizar una estrategia de Inbound Marketing, no obstante, es importante recordar que cada empresa y sector es distinto, por tanto, deberemos ver qué estrategias son las más adecuadas para nuestra marca.

Si quieres convertirte en un profesional del Marketing Digital te recomendamos el Master en Marketing Digital y Analítica Web.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *